Cargando...

La travesía de Cavalls del Vent en 8 etapas. Por Xavi Alujas

El total de la travesía de la Cavalls del Vent acumula unos 85 kilómetros y 5600 metros de desnivel positivo. Normalmente la ruta se empieza desde el refugio de Lluís Estasen, a los pies del Pedraforca (municipio de Saldes), a pesar de que podrías empezar desde el refugio que queráis. También se puede hacer la ruta en el sentido de las agujas del reloj o en el sentido contrario. Yo recomendaría la primera opción, así que la ruta la empezaremos al refugio de Lluís Estasen e iremos en sentido de las agujas de reloj. Tendréis que seguir siempre las marcas naranjas, ¡pero pensad que siempre tendréis que llevar un mapa.

La primera etapa será la que nos traerá de Lluís Estasen hasta el refugio de Gresolet. Serán poco más de 3 kilómetros, con 150 metros de desnivel positivo y 570 de negativo. En 1h 30 minutos llegaremos. La característica de este tramo es que lo haremos por un sendero con bastante desnivel descendente, con mucho barro y en el que tendremos que estar atentos de no resbalar. Encontraréis roca y raíces mojadas. Al final, una subida pronunciada os llevará al primero de los ocho refugios de esta travesía.

Después del descanso de la primera parada, empezamos la segunda etapa, que nos traerá hasta el refugio de Sant Jordi. Esta parte será más  larga, de casi 13 kilómetros con 1040 metros de desnivel positivo y 780 de negativo. Necesitaréis unas 5 horas muy buenas de caminata. Será un tramo exigente con una primera subida hasta el Coll de Bena y después una larga bajada hasta Vents de Cadí. Una vez aquí empieza una subida larga, entretenida y guapa por los famosos Empedrats que nos llevarán hasta el segundo refugio. En esta parte cruzarás varias veces el torrente por encima de piedras y rocas e iréis por un desfiladero formado por la erosión del agua. Es un tramo realmente bonito. Si habéis ido bien, aquí podréis comer y coger fuerzas por el último tramo.

Empezamos la tercera etapa de nuestra travesía que os llevará al refugio del Rebost. Serán 11 kilómetros más, con 900 metros positivos y unos 800 de negativos. Todo ello lo podréis hacer en algo más de 3 horas y media. El inicio de este tramo lo haréis por un sendero en descenso hasta empezar la subida al Coll de l’Escriu. Una vez aquí tendréis una bajada fácil por pista forestal hasta Grèixer que podréis hacer rápido si tenéis piernas. Tened cuidado que esta bajada se hace siempre una poco larga. Una vez en la carretera de Pal volveréis a subir por sendero hasta el refugio del Rebost. Último esfuerzo porque, desde arriba, las vistas del Cadí Moixeró y del Pedraforca valdrán mucho la pena. Parada para cenar y dormir y al día siguiente encarar con energía la cuarta etapa.

La cuarta etapa os llevará hasta la cumbre de la travesía, el refugio del Niu del Áliga, sobre la Tossa d‘Alp. Este tramo sólo son 6 kilómetros, pero tendréis que salvar un desnivel positivo de 950 metros. Necesitaréis más de dos horas y media para cubrir el sendero de alta montaña en gran parte y que poco a poco iréis ganando mejores vistas. En algunas zonas podréis encontraros zonas de viento. Es un tramo exigente pero en el que disfrutaremos de buenas vistas del Cadí, del Pedraforca, de la Cerdanya… Corta la respiración. Podréis hacer un buen café antes de retomar la travesía hasta el refugio del Serrat de las Esposes.

Vamos a por la quinta etapa. Para mí esta parte es una de las que se me hacen más largas a pesar de que es muy bonita y gratificante y, ahora os diré el porqué. Es un tramo de casi 12 kilómetros con 400 metros de desnivel positivo y 1400 de desnivel negativo. Lo podréis hacer en unas 5 buenas horas. Analizando los números parece masas horas, pero normalmente no es una zona que se pueda andar mucho rápido en general. El sendero que desciende durante muchos kilómetros es de alta montaña, con mucha roca y raíces. Andaréis un buenos rato por encima de los 2000 metros de altitud. En algún tramo tendréis que descender alguna zona de roca equipada con cuerda. No es difícil, pero perderéis tiempo. Veréis como pasan el tiempo y cómo avanzáis s un ritmo lento. El mejor de esta parte son las vistas aéreas que tenemos mientras careneamos el Moixerò y las Penyes Altes. Sencillamente es espectacular. Acabaréis bajando ya de forma más fácil con una última rampa hasta el refugio.

Si queréis hacerlo en tres días os recomendaría continuar un tramo más, a pesar de que aquí podréis parar para dormir. La sexta etapa es corta, de sólo 5 kilómetros con 250 metros de desnivel positivo y 140 de negativos. En 1 hora y media aproximadamente podréis hacerlo y llegaréis al refugio de Cortals del l’Ingla. Este tramo empieza en subida fuerte para después ir combinando zonas más llanas con algunas subidas más. Acabaréis el tramo en bajada hasta el refugio. Ahora si que podréis descansar y cenar, para coger energía para el tercero y último día.

El adelante penúltimo día de travesía os traerá hasta el 7 refugio, el de Prados de Aguiló. Esta séptima etapa también es un poco larga con 10 kilómetros y medio y 870 metros de desnivel positivo y 470 de negativos que haréis en unas 4 horas y media. Saldréis del refugio en medio del bosque y por una subida por sendero llegaréis al Coll de Pendís. Una vez aquí iréis siempre en subida dirección la Sierra del Cadí y pronto estaréis por encima de los 2000 metros de altura y tendréis unas vistas fabulosas tanto de la Cerdanya como del Pedraforca en primer plano. Es un tramo muy entretenido y uno de los que más me gusta. Una vez llegáis al Cadí, al coll de Tancalaporta, iréis intercalando sube-bajas hasta que llegáis al séptimo refugio, el de Prats d‘Aguiló. Momento de descansar unos minutos y disfrutar del Cadí y de su tranquilidad.

En el último día de la travesía sólo os separan del final 11 kilómetros y 540 metros de desnivel positivo y 880 de negativos, que en unas 3 horas habréis hecho. Una vez salgais de Prats d‘Aguiló tendréis subida, primero por prado alpino y después rocosa roca. Tendréis que llegar al Pas de los Gosolan a más de 2400 metros de altura y al que en poco más de una hora habréis llegado. Una vez aquí tendréis que atravesar un tramo de la Serra del Cadí con unas buenas vistas. Pronto empezaréis a bajar por la Serra Pedregosa hasta el Collell y, ya aquí, a través de pista forestal, no tardaréis demasiado rato al llegar al refugio Lluis Estasen de nuevo y dar por acabada la Travesía de Cavalls del Vent. Si la quisierais hacer en cuatro días tendrías que dormir en los refugios de Sant Jordi, Niu de l’Águila y Cortals.